LA COMPASIÓN... EN EL ACOMPAÑAMIENTO