ENTENDER QUE NO EXISTE LA MUERTE CAMBIA NUESTRA VIDA